Compartir enlace por correo electrónico
No todos los campos necesarios se completaron
enviar eMail

Electroválvulas con bobinas «Kick and Drop» de bajo consumo

Duradera, silenciosa y de bajo consumo: la bobina «Kick and Drop» permite no solo ahorrar dinero sino también proteger el medio ambiente.

Los fluidos, líquidos o los gaseosos, se deben poder manipular, cerrar, dejar pasar, dosificar, distribuir o mezclar. De estas tareas se encargan, entre otros elementos, las electroválvulas. Para ello, se someten a numerosos requisitos en entornos de aplicación totalmente diversos. El desafío para el futuro consiste en obtener una solución de electroválvula sostenible y de bajo consumo.

Control de fluidos con electroválvulas de bajo consumo

Para conmutar de manera automatizada fluidos gaseosos y líquidos, un sistema ampliamente utilizado son las electroválvulas. En la actualidad, características como la eficiencia energética, las mínimas emisiones sonoras y los prolongados intervalos de mantenimiento de este sistema cobran cada vez mayor importancia. Los sistemas de bobinas con electrónica «Kick and Drop» permiten obtener un mejor rendimiento de las válvulas ahorrar energía, y establecer nuevos estándares de rentabilidad.

Las electroválvulas con la nueva tecnología «Kick and Drop», incluso siendo un 35 % más pequeñas, presentan el mismo nivel de rendimiento que las electroválvulas convencionales. Además, gracias a la tecnología «Kick and Drop» no representan ningún impacto para la contaminación sonora, ya que funcionan sin apenas emitir ruido y no originan ningún tipo de zumbido o pitido.

Eficiente

Ahorro de energía de hasta un 80 % gracias a la tecnología de doble bobina

Duraderas

Vida útil prolongada y reducción de la calcificación gracias a su calentamiento mínimo

Fuerte

Hasta un 200 % más de presión de conmutación por el aumento de energía de entrada durante poco tiempo en la bobina (sobreexcitación)

¿En qué consiste la electrónica «Kick and Drop»?

La bobina «Kick and Drop» es una bobina de doble bobinado. Está formada por un devanado de arranque y otro de funcionamiento sostenido. Con la electrónica «Kick and Drop», la bobina se sobreexcita con un elevado impulso de corriente. Al hacerlo, se genera la fuerza de arranque que necesita la válvula para abrirse. Transcurridos unos 500 milisegundos, la electrónica «Kick and Drop» pasa a un modo de funcionamiento sostenido de bajo consumo. Al cambiar a ese modo, disminuye drásticamente la potencia absorbida. Por este motivo, la bobina resulta especialmente apropiada para válvulas que se utilizan permanentemente abiertas, como por ejemplo en el caso de las válvulas de control del gas o del agua corriente.

B
Rectificador y electrónica de conmutación
Rectificador y electrónica de conmutación
Devanado de arranque y devanado de funcionamiento sostenido
A

A: Durante aproximadamente 500 ms, el devanado de arranque sobreexcitado genera una elevada fuerza de arranque.

B: Transcurridos los 500 ms, el devanado de funcionamiento sostenido en serie sustituye al devanado de arranque para reducir la corriente y, con ello, el consumo energético.

Múltiples ámbitos de aplicación

Las bobinas «Kick and Drop» cuentan con múltiples campos de aplicación, y con frecuencia se emplean en instalaciones y sistemas de calefacción. Las bobinas «Kick and Drop» pueden utilizarse en lugares en los que se deban cumplir las siguientes condiciones:

  • Debe producirse un ahorro de energía
  • Debe regularse caudal de agua con alto contenido de cal
  • En edificios en los que deban evitarse las averías generadas por fuertes campos electromagnéticos
  • En cualquier lugar donde los líquidos y gases que deban regularse no se calienten por encima de los 55 °C
  • En cualquier edificio donde se utilicen electroválvulas activadas de forma permanente, como por ejemplo válvulas de control del gas o del agua corriente
  • En cualquier lugar donde se utilicen en especial sistemas de descarga alimentados por batería, a fin de garantizar un tiempo de funcionamiento más prolongado y seguro

Hasta un

80 %
de ahorro de energía de gracias a la tecnología de doble bobina

Hasta un

45 K
menos de calentamiento, que permite prolongar la vida útil y reducir la calcificación

Hasta un

200 %
de tensión de activación por sobreexcitación de la bobina

Valor añadido que puede aprovechar

Otras ventajas que aporta el uso de electroválvulas con tecnología «Kick and Drop»:

Kick and Drop - Calculadora de ahorro energético

Calcule su ahorro personal en energía y en CO2 y descubra cómo beneficiarse de la nueva tecnología «Kick and Drop».

Más información sobre cómo ahorrar

Ejemplo de cálculo

  • Control del agua corriente

    Válvula de ¾“ hasta 1" de efecto directo o servoasistida (potencia de apertura necesaria de 17 a 28 W); duración de 240 días a 12 horas con el 100 % de tiempo de funcionamiento a 2880 horas por año.

    Diferencia de potencia: el sistema AC19 Kick and Drop consume aprox. de 9 a 20 W menos en comparación con una bobina estándar. Esto corresponde a una media de 15 W.

    15 W x 2880 h = 43,2 kWh | Precio de la electricidad* 0,30 ct/kWh = 12,96 €/año - Recargo aplicado por adquisición de aprox. 36 € (neto): Amortización de los costes adicionales tras aprox. 2,8 años

¿Qué electroválvula con tecnología «Kick and Drop» es la más apropiada para su aplicación?

Encuentre la electroválvula adecuada para su aplicación y empiece a ahorrar energía de inmediato.

 

 


 

 

 

 

Mi lista comparativa